Hidratación y limpieza luego de las Fiestas Patrias Peruanas

Como dice el dicho, todo lo bueno dura poco, y esa seguro que será la sensación que nos deje el 28 y 29 de Julio una vez culminada, que no hay dudas que es de los momentos más esperados por los peruanos.

El 28 y 29 de Julio se celebrarán las fechas patrias continuadas por los días de fin de semana, por lo que será un fin de semana extra largo.

Como es común, en esos días las personas suelen comer y tomar en grandes cantidades, por lo que se suelen dejar de lado algunos hábitos necesarios. Es probable que olvidemos la dieta balanceada y el consumo regular de agua.

Y no es grave si perdemos el control por unos días, lo importante es retomar los hábitos saludables pronto… pero, ¿cómo lo hacemos?

  1. Al culminar la semana, podemos proponernos hacer una limpieza alimenticia comiendo sano y tomando bastante agua.
  2. Es importante cumplir al menos con el consumo necesario de dos litros de agua al día.
  3. Para volver a incorporar el hábito, nos podemos poner metas e ir acompañados de una botella con agua o de calcular cuántos vasos deberíamos tomar para llegar a una cantidad ideal. Más allá de la euforia compartida que genera esta fecha, no hay que dejar de lado ciertos hábitos de nuestra vida cotidiana, como por ejemplo el hecho de mantenernos hidratados por el consumo correspondiente de agua.

Es cierto que en esos días la gente suele comer mal y consumir grandes cantidades de alcohol y está bien, pero no hay que olvidarse que luego de esos días la vida continúa y nuestra salud es importante.

¿Cómo no perder el hábito?

  • Tomar más agua de lo normal en los días previos para limpiar bien el organismo.
  • En los días de fiesta, tener una botella de agua cerca como para recordar que también hay que tomar agua. Por ejemplo, en el momento en que estamos trabajando u ordenando.
  • Ponernos metas. Por ejemplo, plantearnos tomar entre un litro y dos cuando nos despertamos o distribuir entre la mañana y la noche.

Cómo mantener una hidratación saludable

Para prevenir la deshidratación y asegurarte de que el cuerpo tenga el líquido que necesita, haz que el agua sea tu bebida preferida. Es una buena idea hacer lo siguiente:

  • Bebe un vaso de agua u otra bebida sin calorías o de bajas calorías con cada comida y entre las comidas.
  • Bebe agua antes, durante y después del ejercicio.
  • Si tienes hambre, toma agua. A veces, la sed se confunde con el hambre. Si bien es poco frecuente, tomado demasiada agua también es posible. Cuando los riñones no pueden eliminar el exceso de agua, el contenido de sodio en la sangre se diluye (hiponatremia), lo que puede poner en riesgo la vida. Sin embargo, en general, beber demasiada agua es poco frecuente en los adultos sanos que siguen una dieta estadounidense promedio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?