El consumo de agua en la oficina y sus beneficios

El trabajo en la oficina puede que se vuelva un poco constante por momentos, pero es importante no olvidar incorporar ciertos hábitos fundamentales para el bienestar físico y mental de uno. Por ejemplo, como es el caso del consumo regulado de agua

Entre el 70 y 80% de nuestro cuerpo está compuesto por agua, por lo que mantener el cuerpo hidratado es fundamental para tener un buen funcionamiento del organismo.

Además, mantenerse hidratado permite un mayor rendimiento de la persona, lo que deriva en la importancia de que las empresas cuenten con agua para sus empleados.

¿Por qué debe haber agua en la oficina?

Muchos tienen el mal concepto de que el cuerpo solo requiere de una correcta hidratación durante y después de hacer ejercicio, pero no es así. El organismo expulsa líquidos constantemente que se rec uperan con el consumo de agua.

Por ello, es necesario tomar entre 1,5 y 2 litros de agua por el día, dependiendo de la edad y el peso de la persona.

Si una persona no se hidrata correctamente puede tener problemas para digerir, cambios de humor, decaimiento, tensión arterial, dolores de cabeza y mareos y problemas de concentración.

¿Cómo influye en el rendimiento no tomar agua?

La falta de consumo regular de agua hace que nuestro organismo no esté en su óptimo funcionamiento. Incluso, una deshidratación severa puede tener consecuencias graves en el cerebro.

Dejando de lado los casos extremos, no beber agua por varias horas en un día puede llevar a un peso corporal del 2% lo que afectaría la memoria a corto plazo, la concentración, el nivel de alerta, la capacidad de procesamiento, entre otros.

Toda empresa necesita tener a sus empleados en las mejores condiciones posibles y a gusto durante la jornada.

Es decir, si el colaborador está lo suficientemente hidratado tiene un mayor rendimiento y poder de concentración que lo llevan a hacer mejor su trabajo.

¿Cómo podemos ahorrar al comprar un con dispensador de agua?

Cuando se invierte en dispensadores de agua purificada, aparte de ayudar a mantener una buena salud en la oficina, también esto se traduce en ahorro de dinero y de esfuerzo. Ya no habrá necesidad de salir a comprar bebidas en estaciones o de estar cargando botellones pesados, que ocupan muchísimo espacio.

Con los dispensadores de agua tu empresa contará con agua siempre que haya agua en la llave. El contar con esto, es el tipo de servicio que agradecen los empleados y hasta los clientes que visiten la oficina. Se recomienda que los dispensadores estén ubicados en zonas estratégicas con un buen acceso y visibilidad. Lo mejor es que estén en un lugar donde no les pegue directamente la luz solar para que el agua conserve toda su calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?