¡Llegó la Navidad!, no olvides de beber agua

Se aproxima la cena más esperada del año: la celebración de Nochebuena, una excusa perfecta para reunir a toda la familia y para romper con el régimen para degustar de exquisitos platos.

Pero, ¿cómo hacemos para no tirar por la borda todos los hábitos saludables incorporados durante el año? A pesar de que sea posible que haya una oferta de diferentes bebidas para acompañar la semana, no hay que olvidar tomar agua mineral o al menos ir intercalando con las otras bebidas.

Como sabemos que es importante consumir agua por el bien de nuestro organismo, queremos demostrarte que no hay que dejar de consumirla en estos días….

¿Por qué debes incluirla en la cena de Navidad?

  • Calma la sed. En las mesas navideñas suele haber snacks y comidas muy saladas que dan sed. Por ello, tomar agua es una buena opción para sacarnos la sed.
  • Se perciben mejor los sabores. Si luego de cada comida se toma agua podemos saborear mejor lo que comemos
  • Es bueno para la digestión. Como vamos a comer más de la cuenta, es importante hacer una buena digestión.
  • Ayuda a mantenerse hidratados. No olvidemos que es fundamental tomar entre dos y tres litros de agua diarios.

No espere a tener sed para tomar agua

Todas las personas deben tener incorporado el consumo de agua en su dieta diaria, por el bien del organismo. Sin embargo, no siempre es sencillo debido a que no todas las personas tienen el hábito de hidratarse correctamente y es común caer en el error de que si no se tiene sed no se consume agua.

Cuando tu cuerpo te demuestra que necesita beber es porque es una alerta de deshidratación leve. Pero, lo ideal es tomar de forma corriente y acostumbrarse a hacerlo en tiempo de ocio.

La cantidad varía, pero ronda en los dos litros diarios. Según la OMS las mujeres deben tomar dos litros diarios y los hombres medio más.

¿Por qué? porque es la forma de garantizar un buen funcionamiento físico, cognitivo y hasta anímico.

De igual forma, durante ciertos momentos se debe aumentar la ingesta, como cuando se hace ejercicio, o en verano, o al momento en que la mujer está embarazada.

Es necesario que se haga costumbre el hábito de consumir al menos dos litros de agua y para eso debemos tomar conciencia y empezar a incorporarlo cuanto antes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?